Insuficiencia Renal Crónica

Introducción a Insuficiencia Renal Crónica (IRC)

¿Le han comunicado que tiene problemas de riñón, o que los resultados del laboratorio muestran una función renal anormal? ¿O su diabetes, hipertensión o cualquier otra condición aumentan el riesgo de insuficiencia renal? ¿Le está fallando su trasplante renal? En caso afirmativo, puede que Vd. se encuentre entre los 8,2 millones de personas que en Estados Unidos tienen un riesgo entre moderado y grave de insuficiencia renal crónica o enfermedad renal.

¿Qué es la insuficiencia renal crónica?

La insuficiencia renal crónica o IRC es una condición que afecta la función de los riñones, y que con el tiempo puede convertirse en una enfermedad renal. Cuando los riñones fallan hay que recurrir a un trasplante de riñón o a diálisis para poder vivir pero, las personas pueden seguir viviendo décadas con diálisis y/o trasplante de riñón. Muchas enfermedades pueden causar IRC. Las más importantes son diabetes e hipertensión.

Aprenda más sobre insuficiencia renal crónica

Esta sección del sitio web de Life Options le muestra los factores de riesgo asociados a IRC así como los síntomas sobre los que debe informar a su médico. Vamos a responder a las preguntas formuladas con más frecuencia, a aconsejarle sobre lo que puede hacer para sentirse mejor y a ayudarle a prevenir o a frenar la progresión de la enfermedad renal.

Cuando intenta aprender sobre IRC está dando un paso más al adoptar un papel activo en el cuidado de su salud. Distintos trabajos de investigación sugieren que las personas que activamente cuidan de sí mismas tienen más posibilidades de vivir durante más tiempo y en mejores condiciones.

Los pacientes renales de éxito dicen que debería recordar tres cosas:

Actitud – Se puede vivir una buena vida aunque se sufra de enfermedad renal.

Respuestas – Necesita autoeducarse para permanecer tan saludable como sea posible.

Acción – Vd. y su médico necesitan ponerse de acuerdo sobre lo que debería o no hacer, y posteriormente, seguir los consejos tan a rajatabla como le sea posible.

 

Factores de riesgo asociados a IRC

La presencia de factores de riesgo favorece el desarrollo posterior de la enfermedad. Existen factores de riesgo como la edad, el historial familiar que escapan a nuestro control. Pero, existen otros factores de riesgo controlables y que pueden frenar o incluso prevenir ciertas enfermedades. Por ejemplo, mediante un buen control de la tensión arterial o del azúcar en sangre se puede prolongar el buen funcionamiento de los riñones.

Primero, averigüe sus factores de riesgo asociados a insuficiencia renal crónica (IRC). Después, coopere con su médico para prevenir o retrasar la enfermedad renal.

 

Factores de riesgo de enfermedad renal que Vd. puede cambiar

Factores de riesgo de enfermedad renal que Vd. no puede cambiar pero debería conocer

 

Factores de riesgo asociados la enfermedad renal que Vd. puede cambiar

Diabetes

Casi el 40% de los nuevos pacientes de diálisis sufren diabetes, convirtiéndolo en el factor de riesgo más grave asociado al desarrollo de la enfermedad renal. La diabetes de tipo 2 es la principal causa asociada y responsable de más de uno de cada tres nuevos casos de enfermedad renal.

¿Qué se puede hacer? La enfermedad renal no tiene por qué darse en personas con diabetes, se puede prevenir controlando la tensión arterial y la presencia de azúcar en sangre. Un buen control puede compensarlo reduciendo considerablemente el riesgo de enfermedad renal.

Hipertensión arterial

La hipertensión arterial sobrecarga los vasos sanguíneos del cuerpo, afectando los filtros renales (nefronas). La hipertensión es la causa número dos de enfermedad renal. La tensión arterial normal es 130/85 o menor y éste debería ser el límite para las personas con diabetes, insuficiencia cardíaca o IRC. La tensión arterial puede controlarse vigilando el peso, realizando ejercicio y con medicamentos e incluso se puede prevenir o frenar el progreso de insuficiencia renal a enfermedad renal.

¿Qué se puede hacer? Para conseguir el efecto deseado, los medicamenos que controlan la tensión arterial deben tomarse tal y como lo aconseja el médico. Si no puede comprar dichos medicamentos o le provocan efectos secundarios adviértaselo a su médico, quien le ayudará e encontrar otras opciones disponibles para Vd. Diversos tipos de medicamentos para controlar la tensión arterial, como por ejemplo la enzima conversiva de la angiotensina (ECA), los inhibidores, los antagonistas del receptor de la angiotensina (ARA), o los bloqueantes beta pueden contribuir a proteger los riñones en determinados casos.

Obstrucciones

Cicatrices procedentes de infecciones o malformaciones de las vías urinarias inferiores (defecto de nacimiento) puede obligar a que la orina regrese al riñón dañándolo. Coágulos sanguíneos o placas de ateromas de colesterol pueden obstruir los vasos sanguíneos renales disminuyendo el flujo sanguíneo de los mismos y dañándolos. Otro tipo de obstrucción son los cálculos renales recurrentes que pueden obstruir el flujo de orina del riñón dañándolo.

¿Qué se puede hacer? A menudo se pueden abrir o reparar las obstrucciones con el fin de recuperar la función de un riñón bloqueado o se pueden tratar los cálculos renales. Si cree o sospecha que puede tener una obstrucción, consúltelo con su médico, quien le informará sobre lo que debe hacer.

Uso excesivo de analgésicos y reacciones alérgicas a antibióticos

DD>El uso excesivo de analgésicos que contienen ibuprofeno (Advil®, Motrin®), naproxeno (Aleve®) o paracetamol (Tylenol®) guarda relación estrecha con la nefritis intersticial, una inflamación renal que provoca insuficiencia renal. Un nuevo estudio realizado indica que un uso normal de analgésicos (ej.: un comprimido diario) no es perjudicial en pacientes varones carentes de riesgo asociado a insuficiencia renal. Reacciones alérgicas o efectos secundarios a antibióticos tales como penicilina y vancomicina también pueden ocasionar nefritis y daño renal.

¿Qué se puede hacer? Si Vd. sabe que padece un problema renal, y toma asiduamente dichos analgésicos, asegúrese de informar a su médico. Informe a su médico de cualquier síntoma nuevo que experimente al tomar un nuevo medicamento.

Toxicomanía

La utilización de ciertas drogas como la heroína o cocaína, sin prescripción médica, puede dañar los riñones, ocasionar insuficiencia renal y crear la necesidad de diálisis.

¿Qué se puede hacer? Si Vd. está tomando dichas drogas, sea consciente de que pueden dañar su salud, y busque ayuda para desintoxicarse. Sea honesto con su médico sobre su historial médico, sin el mismo, no podrá ayudarle.

Inflamación

Ciertas enfermedades tales como la glomerulonefritis (inflamación de los filtros del riñón) puede dañar los riñones hasta causar IRC. Ciertas glomerulonefritis se heredan otras, por el contrario, son el fruto de una respuesta inmune a infecciones como la faringoamigdalitis estreptocócica.

¿Qué se puede hacer? Se pueden disminuir los riesgos asociados consiguiendo un cultivo de exudado fraríngeo y tratando cualquier infección estreptocócica.

Factores de riesgo de enfermedad renal asociados que Vd. no puede cambiar pero debería conocerVolver al inicio

Historial familiar de enfermedad renal

Vd. tiene un riesgo asociado mayor si cuenta con uno o varios familiares que padecen IRC o trasplante renal Una enfermedad heredada, poliquistosis renal, ocasiona quistes llenos de líquido que acaban desplazando el tejido renal normal. La diabetes y la hipertensión arterial también suelen darse en ciertas familias. Averigüe cuál es su historial familiar e informe a su médico. De este modo se le puede someter a pruebas de identificación sistemática de factores de riesgo asociados para cuidarle según su necesidad.

Nacimiento prematuro

Aproximadamente uno de cada cinco prematuros (con menos de 32 semanas de gestación) puede presentar depósitos de calcio en ciertas partes del riñón denominadas nefronas. A eso se le denomina nefrocalcinosis. A menudo individuos con dicha condición desarrollan problemas renales en fases posteriores de su vida.

Edad

Dado que la función renal disminuye en la vejez, cuanto mayor sea su edad, mayor es el riesgo de sufrirla.

Trauma o accidente

Los accidentes, las heridas, ciertas operaciones y determinados tintes de contraste radiológico usados por los médicos con el fin de monitorizar el flujo sanguíneo al corazón o a otros órganos pueden dañar los riñones o disminuir el flujo sanguíneo de los mismos ocasionando repentina insuficiencia renal aguda. A veces la insuficiencia renal aguda puede mejorar pero, también puede provocar IRC.

Ciertas enfermedades

Padecer ciertas enfermedades aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad renal. Entre estas enfermedades se incluyen el lupus eritematoso diseminado (una enfermedad del tejido conjuntivo), anemia drepanocítica, cáncer, SIDA, hepatitis C e insuficiencia cardíaca congestiva.

 

Preguntas frecuentemente realizadas (PFR) sobre IRC

Cuando a alguien se le comunica que padece insuficiencia renal crónica (IRC) lo primero que pregunta es “¿Cuánto tiempo voy a vivir?” y “¿Voy a tener calidad de vida?” En esta sección se responden a esas y otras preguntas sobre IRC a la vez que se presentan a pacientes con diversas opiniones.

P: ¿Qué es insuficiencia renal crónica?

R: Existe insuficiencia renal crónica cuando los riñones están dañados permanentemente debido a accidente o a enfermedad. IRC abarca de moderada a grave. Si la IRC se convierte en enfermedad renal, para poder seguir viviendo hay que recurrir a diálisis o trasplante renal. Dado que la IRC puede empeorar con el tiempo, un diagnóstico y tratamiento tempranos pueden frenar el daño, dependiendo del factor causante de la (véase Insuficiencia renal crónica: ¿Qué se puede hacer?). Si su médico le advierte que padece un problema renal, averígüe el nombre médico (y su forma de escribirlo) de su diagnóstico, si puede. Saber su nombre puede facilitarle buscar información complementaria al respecto.

P: ¿Cuánto tiempo puedo vivir con insuficiencia renal crónica?

R: Muchas personas creen que si les fallan los riñones van a morirse inmediatamente. Eso solía ser cierto hace 40 años, cuando todavía no existían suficientes máquinas de diálisis disponibles y el conocimiento médico sobre la enfermedad renal era limitado. Hoy día no tiene razón de ser. El tiempo del que dispone para seguir viviendo con IRC depende de su edad, otros problemas de salud y de cuánto se involucre en cuidar de sí mismo. Ciertas personas con IRC en fase inicial nunca llegan a sufrir enfermedad renal. Otras desarrollan enfermedad renal pero siguen viviendo décadas con diálisis o trasplante renal. Hoy día existen numerosos avances en el cuidado de la salud, contamos con medicamentos más eficaces, sabemos más sobre cómo retrasar la enfermedad renal y disponemos de máquinas para diálisis técnicamente avanzadas. Pero, el factor más importante sigue siendo el paciente que sufre la enfermedad. Investigación médica pone de manifiesto que los pacientes que se involucran activamente en su cuidado viven más tiempo. Es decir, pregunte y averígüe, junto con su médico y equipo asistencial, la mejor manera de cooperar en la gestión de su propia enfermedad.

 

P: ¿Qué tipo de vida me espera con IRC?

R: ¡El tipo de vida con IRC depende de Vd.! En la fase inicial de la IRC los síntomas suelen ser tan leves que son imperceptibles. En fases avanzadas, la fatiga, el picor, la pérdida de apetito y otros síntomas suelen reducir la calidad de vida si no se actúa. ¿Cómo? Tratando todos esos síntomas. Aprenda a estar alerta e informe a su médico, así podrá recibir los cuidados necesarios. También puede mejorar su calidad de vida planificando el tratamiento. Por ejemplo, tomando las dosis adecuadas del medicamento, en el momento adecuado, puede retrasar la enfermedad renal. Su calidad de vida con IRC depende de su actitud, de cómo acepte los cambios involucrados y del control aplicado a su salud y hábitos de vida.

 

P: ¿Se puede disfrutar de calidad de vida con diálisis?

R: Sí, se puede vivir más tiempo y mejor con diálisis. Muchas personas, incluso aquellos con familiares en diálisis, desconocen que existen diversos tipos de diálisis. Vd. puede elegir un tratamiento que le permita seguir realizando todas o la mayor parte de las actividades que le interesan. Algunas personas con IRC retrasan el comienzo de diálisis tanto como pueden, simplemente por temor. Pero, quienes comienzan a tratarse tempranamente, antes de caer gravemente enfermos y estar malnutridos, logran mejores resultados. Las personas que están gravemente enfermasantes de comenzar la diálisis frecuentemente se sorprenden de lo bien que se encuentran tan solo unas semanas o meses después de comenzar dicho tratamiento. Lo desconocido da más miedo que la realidad. Aprender tanto como pueda y hablar con pacientes que van bien le ayudará a entender que se puede disfrutar de calidad de vida con diálisis.

 

P: Continuamente me encuentro cansado. ¿Existe un tratamiento eficaz para la fatiga?

R: Incluso las personas sanas se quejan de estar cansadas. Pero las personas con IRC pueden estar tan cansadas que se duermen durante el día, a pesar de haber dormido entre 8-10 horas por la noche. Una anemia puede ser otra de las razones del cansancio, una deficiencia de glóbulos rojos transportadores de oxígeno en sangre. Las personas con IRC a menudo sufren de anemia debido a que los riñones dañados producen menor cantidad de una hormona denominada eritropoyetina (epoetina o EPO). EPO ordena a la médula ósea que produzca nuevos glóbulos rojos. Sin una producción constante de nuevos glóbulos rojos el cuerpo cuenta con menos oxígeno, y uno se siente más cansado, siente el frío y posee menos resistencia para combatir cualquier enfermedad. La anemia sin tratar puede dañar el corazón y la insuficiencia cardíaca es la principal causa de muerte para personas que sufren de IRC. Si su fatiga se debe a anemia, su médico le recetará inyecciones de una forma sintética de EPO.

 

P: ¿Cómo puedo lograr que mis riñones sigan funcionando el mayor tiempo posible?

R: Existen toda una serie de tratamientos, que incluyen medicación y cambios de hábitos de vida, que pueden ayudar a prolongar la funcionalidad de sus riñones. Hay incluso personas que suelen recibir trasplante antes de acudir a diálisis, especialmente cuando ya existe un donante listo. Debe preguntarle a su médico qué es lo que más le conviene. Para información complementaria sobre tratamientos disponibles, véase Insuficiencia renal crónica: ¿Qué se puede hacer?.

 

P: ¿Debo seguir trabajando?

R: Una pensión compensatoria parece algo muy atractivo pero, la mayoría de las personas enfermas saben que la pensión supone un ingreso considerablemente menor que el sueldo mientras que las facturas siguen siendo las mismas. Por ello, cuando se ha conseguido una pensión, los pacientes suelen buscar un trabajo complementario y corren el riesgo de perder la pensión. Es decir, si Vd. sufre de IRC y trabaja, intente conservar su trabajo si puede, o busque uno nuevo que encaje mejor en sus necesidades actuales. El trabajo puede ayudarle a seguir sintiéndose Vd. mismo aunque sufra una insuficiencia renal y a seguir manteniendo a su familia. El trabajo también puede seguir siendo importante para su vida social. Si su trabajo incluye un seguro de salud, puede resultarle económicamente más llevadero pagar los medicamentos y disfrutar de buenos cuidados médicos. ¡Si se encuentra demasiado cansado para trabajar, visite a su médico! La causa de su fatiga puede ser una anemia, que puede tratarse. Solícite ayuda a su jefe, si necesita, por ejemplo, más descansos, un horario distinto o incluso dispositivos de ahorro de energía. Puede encontrar información complementaria sobre programas de apoyo, leyes y recursos para ayudar a personas con ciertas limitaciones en Sitio web de la Seguridad Social.

 

P: ¿Qué debo preguntarle a mi médico?

R: Nunca se encuentran dos personas iguales por lo tanto, la mejor manera de averiguar todo lo referente a su salud es preguntando. En el presente sitio web de Life Options puede bajar una Lista de verificación de interés para pacientesque le ayudará a encontrar preguntas. También aparecen posteriormente unas cuantas ideas básicas, y puede añadir las que se le vayan ocurriendo. Si prepara un listado de preguntas y se lo enseña a su médico, conseguirá las respuestas fácilmente. Apunte también las respuestas o lleve con Vd. a un familiar para ayudarle a recordar las respuestas recibidas.

¿Qué porcentaje de función renal tengo?

¿Cuál es el factor causante de mi problema renal?

¿Cuáles son actualmente los resultados de las pruebas de laboratorio obtenidas?

¿Cómo puedo lograr que mis riñones sigan funcionando el mayor tiempo posible?

¿Qué tratamiento existe para mis síntomas? (Lista de síntomas)

¿Cuáles son los pasos siguientes en mi tratamiento?

¿Necesitaré con el tiempo diálisis o trasplante? En caso afirmativo, ¿cuánto tiempo tardaré en llegar a dicha fase?

 

P: ¿Dónde puedo conseguir información complementaria sobre insuficiencia renal crónica?

R: Realizando preguntas y consiguiendo respuestas de un profesional sanitario, o en un libro o en cualquier otra fuente fiable es fundamental para encontrarse bien con cualquier enfermedad crónica. Pídale a su equipo de servicios sanitarios que le enseñe más sobre su enfermedad o que le pase cualquier información disponible al respecto. No se sienta nunca retraído por acudir a una visita clínica con un listado de preguntas y escriba las respuestas. En este sitio web de Life Options contamos con una extensa lista de enlaces renales y muchos folletos, fichas descriptivas sobre enfermedad renal que puede leer o bajarse. Otra opción sería una biblioteca. La National Kidney Foundation (NKF), theAmerican Association of Kidney Patients (Asociación Americana de Pacientes Renales) (AAKP), y la United Network for Organ Sharing (Red para Compartir Órganos) (UNOS) pueden convertirse en fuentes fiables de información y apoyo. Dependiendo del factor causante de su problema renal, puede que exista otra organización disponible para ayudarle. Escriba el nombre de su diagnóstico en cualquier motor de búsqueda en Internet y aprenda más sobre el mismo.

 

¿Qué se puede hacer?

“Cuanta más información tenía disponible, mejor me sentía. Sentía que tenía cierto control.” – paciente con IRC

La mayoría de las insuficiencias renales crónicas (IRC) no pueden curarse. Lo bueno es que si su médico descubre que sufre un problema renal, existen una serie de medidas que pueden ayudarle a retrasar la enfermedad, a sentirse mejor y a tomar decisiones médicas más acertadas. ¿Qué se puede hacer?

Averígüe los resultados de las pruebas de laboratorio — aprenda los nombres de las pruebas que su médico ha solicitado y a interpretar los resultados. La insuficiencia renal suele diagnosticarse, y siempre monitorizarse, midiendo los niveles de sustancias presentes en orina o en sangre. Saber y seguir las pruebas de laboratorio es una manera importante de involucrarse en el cuidado de uno mismo. Las pruebas normales varían de un laboratorio a otro. Cuando reciba los resultados no se olvide de preguntar cuál es la variación normal del laboratorio. Aquí pueden encontrarse valores normales de pruebas de laboratorio.

Medición de la función renal

Medición de la anemia

Medición de la control diabético

Medición de la nutrición

Controle su tensión arterial — mantenga su tensión arterial baja 130/85 (adultos) mediante ejercicio y pérdida de peso, una dieta baja en grasas y sal, reduciendo el estrés y tomando correctamente los medicamentos para controlarla. Para algunos pacientes, la tensión arterial perseguida es más baja (125/75). Mediante el control de la tensión arterial se puede posponer el progreso de la insuficiencia renal retrasando el daño de los riñones.

Pregúntele a su médico sobre los medicamentos utilizados para tratar la insuficiencia renal — ECA (enzima conversiva de la angiotensina) los inhibidores son una clase de medicamentos para tratar la tensión arterial que sirven para proteger la función renal en ciertos casos (nombres genéricos incluyen ramiprilo, captoprilo y enalaprilo). En algunas personas los inhibidores de la ECA ocasionan una tos recurrente, que desaparece al dejar de tomar el medicamento. No debe ser considerado un efecto secundario grave. ARA (antagonistas del receptor de la angiotensina) pueden utilizarse junto con o en lugar de los inhibidores de la ECA. Los bloqueantes beta y los antagonistas del calcio son otros medicamentos que ayudan a controlar la tensión arterial y protegen la función renal.

Pregúntele a su médico sobre su anemia — la anemia, deficiencia de glóbulos rojos, comienza en la fase inicial de la insuficiencia renal. La anemia puede hacer que se sienta cansado, agotado y suele dañar el corazón. La insuficiencia cardíaca es la principal causa de muerte en personas con problemas renales. Pregúntele a su médico sobre medicamentos como epoetina (EPO) e hierro para tratar la anemia.

Pídale a su médico una dieta baja en proteína — algunos médicos creen que una dieta baja en proteína ayuda a retrasar el comienzo de la enfermedad renal. Pídale a su médico que le refiera a un dietista especializado en tratar a personas con insuficiencia renal crónica. Un dietista puede enseñarle cómo prolongar la función renal mediante una alimentación adecuada. Es muy importante no cambiar la cantidad de proteína ingerida hasta haberlo hablado con su médico o dietista.

Controle los niveles de su azúcar en sangre — si sufre diabetes, consiga y mantenga un peso adecuado para su estatura, realice ejercicio y tome los medicamentos prescritos para lograr que sus niveles de glucosa en sangre sean “normales”. Un control correcto del azúcar en sangre ayuda a frenar el progreso de la enfermedad renal. Sus niveles de hemoglobina (HbA1c), que miden el control del azúcar en sangre durante tres meses, deberían ser menores del 6,5%.

Deje de fumar — fumar está relacionado con un aumento de la cantidad de proteína presente en la orina de personas que sufren insuficiencia renal. En los fumadores que, además, sufren diabetes la enfermedad renal progresa dos veces más rápido. Los investigadores desconocen la razón pero, si Vd. sufre insuficiencia renal y fuma, si lo deja, se retrasa el daño ocasionado.

Evite tomar ciertas medicaciones — pregúntele a su médico o asistente sanitario sobre los analgésicos. Algunos analgésicos vendidos sin prescripción médica contienen ibuprofeno, naproxeno y cetoprofeno (ej.: Motrin®, Advil® y Aleve®) que pueden dañar la función renal. Esto es especialmente serio cuando se sufre insuficiencia hepática, cardíaca o renal o se toman diuréticos. Evite, asimismo, tomar dichos analgésicos y cafeína a un mismo tiempo porque esa combinación daña, todavía más, sus riñones.

Realice ejercicio — con el permiso de su médico, comience un programa de ejercio regular con el fin de controlar su peso y conservar su corazón y vasos sanguíneos tan sanos como sea posible. Es muy importante mantener sus músculos y articulaciones en buen estado. Aunque haya sido escrito para personas en diálisis Haga ejercicio: Una guía para personas en diálisis contiene información útil sobre cómo ayudar a cualquiera con una enfermedad crónica a aumentar su actividad física.

Un comentario el “Insuficiencia Renal Crónica

  1. hola disculpe hace 4 dias mi amiga acaba de fallecer de insuficiencia renal cronica, ella ya habia sido transaplantada pero el riñon dio rechazo depues de varios años; mi duda es que antes de morir ella se sentia mal y de inmediato le metieron un suero, y despues de eso logro sentirse un poco mejor y fue a su cama a dormir poco despues desperto vomitando y convulsiono eso es normal en su caso? de hay se le sumisnistro una inyeccion que segun era como sedante para q la convulcion pasara es correcto hacer eso en ese caso? dejo de respirar por segundos y volvio en si llevandola directo al hospital, llego inconsciente y fue entuvada segun se le elevo demaciado el potacio lo que ocaciono un paro cardiaco segun los doctores; volviendola con electroshock de nuevo despues de ello vino el ultimo infarto desvaratando la arteria principal, fue correcto desde un principio la atencion que se le dio o algo detono su muerte de esta forma comento ella ya era emodialisada podria responder mi pregunta po rfavor?

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s