Masculina

¿Qué es la infertilidad?

La infertilidad o esterilidad se define como la incapacidad de conseguir un embarazo tras un año de coitos no protegidos. Afecta a una de cada 5 parejas. Si nunca han tenido hijos se le llama infertilidad o esterilidad primaria, aunque cada vez es más frecuente el haber tenido un hijo y posteriormente tener dificultades para conseguir un segundo embarazo: esto es la infertilidad secundaria.
¿A quién afecta la infertilidad?
En parejas fértiles, un 57% logra el embarazo en los primeros 3 meses, un 72% en 6 meses, un 85% en el primer año y un 93% lo consiguen en dos años. Así, parece razonable iniciar los estudios de fertilidad tras un año de relaciones sexuales no protegidas. Una excepción a esta espera serían las parejas con alteraciones conocidas (por ejemplo en varones operados de los testículos en la infancia o bien si la mujer tiene 35 años ó más). El efecto de la edad en la fertilidad del varón no es claro. En la mujer existe un descenso evidente a partir de los 35 años y muy acusado a partir de los 40 años.

¿Cuándo realizar un estudio de esterilidad?

En nuestro país es casi siempre la mujer la que toma la responsabilidad en la reproducción. Está acostumbrada a acudir para revisiones periódicas con su ginecólogo y cuando llega el momento le consulta sus dudas ante la tardanza en conseguir un embarazo. Cerca de un 70% de las parejas presentan un factor de infertilidad femenino. Los más frecuentes son alteraciones en la ovulación, endometriosis y obstrucciones de la o las trompas.

Un 20% de las parejas presentan un factor masculino aislado como causante de la infertilidad. Otro 40% presentan un factor combinado masculino y femenino. Así, en un 60% de las parejas existe un factor masculino en las causas de infertilidad.

Al hombre “tipo” mediterráneo no le gusta ir al médico si se encuentra bien, no le gusta desnudarse delante de otro hombre y de hecho es absolutamente infrecuente que acuda por propia iniciativa a la consulta del urólogo-andrólogo para evaluar su fertilidad. Más del 80% de las llamadas efectuadas a nuestra consulta para solicitar visita para el varón las hace su mujer.

¿Cómo se realiza un estudio de esterilidad?

La revolución causada por la mejora en las técnicas de reproducción asistida con la introducción de la Fertilización in Vitro con Microinyección Espermática (FIV-ICSI) han provocado que en algunos centros la evaluación del varón infértil se resuma en uno o dos seminogramas (análisis de semen), sin explorarlo, sin practicar una historia clínica y, lo que es más grave, sin descartar las causas solucionables de infertilidad masculina como son la infección seminal, el varicocele y, peor aún, el cáncer de testículo entre otras.

En el análisis de semen no hay hallazgos que identifiquen a los varones infértiles con riesgo de padecer una enfermedad significativa. Realizar una FIV-ICSI en todas las parejas con factor masculino es desplazar todos los riesgos e intervenciones hacia la mujer a causa de un problema que puede ser del varón y que puede solucionarse permitiendo un embarazo mediante relaciones sexuales que es la manera más natural, barata y agradable de hacerlo.

En la Unidad de Reproducción Asistida (URA) de Centro Médico Teknon creemos que la infertilidad es un problema de la pareja en todos los casos, por ello estudiamos y tratamos a la pareja por separado ginecólogos y andrólogos intentando conseguir un embarazo de la manera más sencilla y segura posible.

En el estudio básico del varón se le efectúa una historia completa a la que ayuda el cuestionario que previamente a la visita se puede descargar y traerlo cumplimentado a la consulta. Se practica una sencilla exploración física y ecografía genitourinaria si procede. También puede descargar el protocolo de primera visita.

El siguiente paso es valorar las analíticas y seminogramas que aporte el paciente si ya los hizo anteriormente en otros centros o solicitarlos cuando son precisos.

En casi todos los casos solicitamos un espermiograma y REM. REM quiere decir “recuperación de espermatozoides móviles” y da la cifra de espermatozoides excelentes en una muestra de semen. Esta cifra nos informa de las posibilidades que tiene el varón de embarazar a una mujer sana y fértil mediante relaciones sexuales, mediante Inseminación, mediante Fertilización In Vitro o mediante Fertilización In Vitro con microinyección espermática (FIV-ICSI)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s